Demanda por vivienda media crecerá en 2021

Demanda por vivienda media crecerá en 2021

Por Edgar Rosas

A pesar del escenario de retos que aún se percibe para 2021, se espera que la dinámica en la comercialización de vivienda registre un paso positivo. Principalmente, de acuerdo con Gonzalo Méndez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), la expectativa es que en este año, la demanda por vivienda crezca. Específicamente, en el segmento medio y residencial.

En entrevista con Revista Inversión Inmobiliaria, el representante de los desarrolladores a nivel nacional señaló que en 2020, el contexto que trajo el Covid-19 evidenció la necesidad para las familias de contar con una vivienda. Este hecho, señaló, impulsó la dinámica en el mercado en el año que recién terminó.

Panorama 2021

En ese sentido, consideró, para 2021 se presentará un escenario similar, en el que las familias priorizarán adquirir una vivienda, esto como medida de certidumbre ante un escenario que aún no tiene un horizonte claro.

“Si bien no estoy desbordado de optimismo y me parece que hay que ser prudentes, sigo viendo un año en el cual, la población seguirá pensando que este es un momento adecuado para adquirir una vivienda y más en esta gravísima contingencia económica y de salud pública. Me parece que las familias siguen ponderando la gran oportunidad que tienen de comprar una vivienda, de tener un patrimonio.

“Dicho esto, me parece que vamos a tener una demanda que se va a incrementar, que va a ir en crecimiento sobre todo hacia la vivienda media y media-residencial de manera muy fuerte”, comentó.

El Presidente de Canadevi subrayó que hay un optimismo discreto en el sector para 2021. Añadió que hay entusiasmo por consolidar los esquemas que permitan potenciar la demanda.

Los retos por superar

En ese sentido, Gonzalo Méndez explicó que si bien se espera este aumento en la demanda, será necesario construir los elementos para apuntalar la demanda y, sobre todo, estimular la oferta.

Al respecto, por un lado, expuso que será fundamental que los desarrolladores cuenten con el dinero para realizar sus acciones. En ese sentido, dijo, el trabajo con la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y la banca será un eje toral.

“Me parece que es lo primero que debemos fortalecer: el que los recursos sigan garantizados desde SHF y por supuesto desde la banca comercial para que siga habiendo los recursos para construir. Eso es lo primero en lo que tenemos que trabajar y que no debe dejar de haber”, manifestó.

Nuevos esquemas

Por otro lado, añadió, para fortalecer a la demanda y generar una buena dinámica en el sector, concretar los esquemas para atender a la población no afiliada debe ser una prioridad. Dijo que en este rubro hay una oportunidad importante para el sector en su conjunto, lo que incluye al gobierno y la iniciativa privada.

“Hay una gran oportunidad de atender a los no afiliados. Estoy hablando de los segmentos de población que pueden estar ganando entre los 5,000 o 6,000 pesos y los 12,000 o 13,000 pesos (…) Antes de iniciar esta contingencia económica y sanitaria, ya estaban algunos bancos dispuestos a entrar a esta economía mixta de la mano de SHF. Los programas se quedaron ya a punto de ser lanzados.

“Desde el punto de vista del mercado creo que hay muchas cosas que debemos incentivar. Debemos echar a andar mecanismos para dotar de vivienda a los no afiliados. Ahí hay que ser innovadores”.

Sumado a lo anterior, expuso que uno de los puntos en los que se deberá poner atención será en los esquemas que prepara el Infonavit. Los productos que prepara el organismo, comentó, serían un gran aliciente para potenciar la demanda.

Ahorro Infonavit como enganche

En primer lugar, explicó que hay una gran oportunidad con las cuentas inactivas que administra el Infonavit. Cabe recordar que estas cuentas son de trabajadores que cotizaron en algún momento en el Instituto, generaron ahorro, pero en la actualidad ya no aportan al Infonavit.

Méndez detalló que de concretarse el esquema que trabaja el Instituto, con el que se permitiría tomar ese ahorro y usarlo como enganche para un crédito hipotecario ante bancos, se podría impulsar un mercado de hasta 70,000 nuevos financiamientos este año.

“Infonavit tiene un programa que va a sacar adelante junto con la banca comercial. Nos han dicho que hay cerca de 1 millón 100,000 cuentas que tienen un promedio de 120,000 pesos ahorrados. Aquí hay una perspectiva de poder detonar un mercado de entre 60,000 y 70,000 hipotecas en este año”, apuntó.

Por otro lado, precisó que una de las grandes oportunidades para el sector tiene que ver con concentrar esfuerzos en la vivienda social. Para 2021 en específico, destacó, el gran reto de la industria es retomar el paso y construir 400,000 unidades.

“Antes de la pandemia se edificaban 980,000 viviendas. De este total, 380,000 las construimos en el mercado formal; el resto las hacían los mexicanos como podían (…)
De acuerdo con la tendencia, este país seguirá en la dinámica de realizar 1 millón de acciones de edificación o mejora de viviendas. Yo te diría que para nosotros, el mercado formal, el reto para este 2021 es poder edificar 400,000 viviendas”, indicó.

Share this post

Related Articles

Leave a Reply