Proponen reducir tasa de interés Infonavit a niveles de la banca

Proponen reducir tasa de interés Infonavit a niveles de la banca

Por Edgar Rosas

Bajar la tasa de interés en el Infonavit y toparla al nivel de la tasa que ofrece la banca comercial, es la propuesta que la senadora de Morena, Blanca Estela Piña Gudiño, lanzó a la Comisión de Vivienda de la Cámara Alta. El planteamiento, de acuerdo con lo expuesto por la legisladora, busca que el Infonavit “reoriente” su vocación y entregue crédito barato a los trabajadores.

La propuesta de la legisladora parte de la afirmación que el Infonavit no ha cumplido con el mandato constitucional de otorgar crédito en condiciones benéficas. En la exposición de motivos, la legisladora asegura que el Infonavit “ha perdido la orientación de su propósito, debido a un conjunto de complejidades». Una de ellas, dijo, «la imposición de los altos intereses que se establecen en los créditos, situación que lleva a los trabajadores a un endeudamiento mayor, convirtiendo esta, en una deuda imposible de saldar”.

A decir de la senadora, en la actualidad, “la Ley del Infonavit, permite una serie de arbitrariedades que incumplen con el espíritu social» del organismo. Así, añadió, «no cubre con la exigencia mínima de otorgar créditos a los trabajadores que puedan considerarse baratos, desvirtuando el sentido por el que fue creado el Infonavit; atentando en contra del derecho humano de los trabajadores y de sus familias a una vivienda adecuada”.

La propuesta

De manera concreta, la propuesta de la Senadora plantea modificar el párrafo segundo del artículo 44 de la Ley del Infonavit. Con ello, se busca definir que el Instituto no podrá establecer tasas de interés por arriba de lo que oferta la banca comercial.

A la letra, el párrafo quedaría como sigue:

“(…) los créditos citados devengarán intereses sobre el saldo ajustado de los mismos, a la tasa que determine el Consejo de Administración. Dicha tasa no será menor del cuatro por ciento anual sobre saldos insolutos, ni superior a la tasa de interés promedio anual que ofertan las instituciones de crédito privadas”.

La senadora destacó que unos los objetivos planteados es acabar con la ambigüedad en el término “crédito barato”. Señaló que con la propuesta, la Ley del Infonavit se alinearía a la interpretación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Y es que, el máximo tribunal del país define al crédito barato como “un crédito concedido en condiciones más benéficas que las fijadas por las instituciones de crédito o las empresas particulares dedicadas a ese objeto; a fin de que el trabajador pueda liquidarlo, sin que exceda su capacidad real de pago”.

Share this post

Related Articles

Leave a Reply